miércoles, 28 de noviembre de 2012

Dos clases de personas

El control mental es posible, sucede a diario, unos controlan otros son controlados.

Tenemos emociones en cada momento, en cada instante. Las emociones producen lineas de pensamiento racionales que tratan de compensar nuestra emoción dominante en cada momento.

Nuestra tendencia siempre es recuperar nuestro confort emocional.

Imagina esta situación: Estas en un centro comercial, vas con prisa tienes que hacer una pequeña compra de alimentación para preparar la comida.
 Por el rabillo del ojo ves un cartel de rebajado al 50%. ¡Imposible, los zapatos que tanto me gustaban ahora valen la mitad!.
Te detienes un instante frente al escaparte y finalmente entras y compras los zapatos que tanto te gustan.

¿Cómo funciona nuestra mente?

La emoción implicada en este relato es el deseo, este no se produjo al ver el cartel de rebajado al 50%, fue anteriormente... cuando viste los zapatos por primera vez, pero no los compraste porque el precio te pareció alto.
Tu deseo quedó reprimido pero latente, por eso viste de reojo el cartel de rebajado al 50%, tu subconsciente lo buscaba, el deseo latente debe resolverse.

Parados frente el escaparte comienza la lucha, tu mente racional te ayuda a cumplir tus deseos, en tu cabeza suenan estas frases:

- Es una oportunidad única  una ganga.
- Necesito estos zapatos, tengo que guardar unas formas en el trabajo.
- Si no los compro ahora, me quedaré sin ellos.
- Nunca me doy un capricho, ya es hora.


Pensamientos racionales generados a partir de una emoción, excusas inventadas por tu mente con el único propósito de satisfacer tu deseo.                            

El resultado es que vuelves a casa con unos zapatos nuevos y la compra de alimentación sin hacer, ¿de verdad querías esto?

Nuestra mente funciona de un modo muy concreto, hay gente muy viva que conoce los secretos, ¿serás tu el  últim@ en enterarte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario